Afrontar una crisis en redes sociales es todo un reto si tu objetivo es salvaguardar y preservar la reputación de tu marca. En el post de esta semana te enseñamos como gestionar y prevenirlas.

No ignores un comentario negativo

Una crisis en redes sociales es un aspecto a las que muchas marcas temen. En un mundo globalizado donde la exposición a comentarios y a críticas es alta, es importante saber gestionarlas de manera correcta si están irrumpen en nuestro día a día.

Siempre existirán admiradores y detractores de tu marca, pero es fundamental que, ante una crisis, no te olvides de estos últimos. Ignorar un comentario o una mención negativa no es una buena práctica si queremos solucionar una contingencia. Usa un lenguaje y un talante adecuado. Seguro que consigues llegar a una solución eficaz.

Prevenir antes que curar

Pero, ¿Es posible prevenir una crisis en redes sociales? La respuesta es sí. Monitoriza todo lo que ocurre alrededor de tu marca. Es una de las claves del éxito. Conseguirás ahorrarte muchos disgustos si intervienes antes de que ocurra el problema.

Un buen consejo que os damos y que normalmente suele ser uno de los errores más frecuentes es el no realizar una escucha activa. Ofrece a tus potenciales clientes lo que están buscando. Enséñales la calidad que tu marca aporta y deja que ellos se acaben convirtiendo en los prescriptores de tu propio producto o servicio.

¿Y los trolls de Internet?

Siempre existen en Internet personas que intentan, por todos los medios, ensuciar tu marca. Si has actuado de manera correcta, “enfréntate” a ellos con comentarios educados, firmes y con confianza. Si, por el contrario, hemos cometido algún error, reconocerlo y ponerle solución inmediata es una manera de reforzarnos como marca.

Las crisis en redes sociales son una prueba más de nuestras capacidades resolutivas como marca y del resultado de estas determinará nuestro éxito futuro.