En la actualidad, las redes sociales se han convertido en uno de los principales instrumentos de comunicación entre clientes y marcas. Los consumidores tienen en su mano la herramienta que les permite comunicarse con la compañía, como si de un altavoz se tratase. Las empresas, por otro lado, tienen un recurso valioso para entender y dar solución a las necesidades de sus potenciales clientes.

La utilidad de las redes sociales en tu estrategia de marketing digital

Esta valiosa herramienta, como son las redes sociales, nos ayuda en un primer término a dar a conocer nuestra marca al público y ejercer atracción hacia ella. Esto lo definimos como engagement.

La Atención al cliente es otro de los enfoques que se desarrolla gracias a las redes sociales. Con ellas podemos lograr obtener una visión positiva de nuestra marca. La finalidad es lograr la fidelidad de un cliente satisfecho.

Confeccionar la imagen de la marca es otro de los procesos utilizados dentro de la estrategia de social media. Lo logramos gracias a la creación de contenido de calidad, con post creativos que respondan a los intereses de la comunidad.

Como es lógico, otro de los enfoques utilizados es el puramente comercial, es decir, aumentar el nivel de ventas y el de mantener la satisfacción tras la compra. Mediante promociones especiales adaptadas a la campaña que estamos realizando, podemos aumentar el nivel de engagement y mejorar las ventas de nuestro producto-servicio.

Lo recomendable es mezclar estos tipos de contenidos en nuestras publicaciones para generar un equilibrio. No podemos optar por un contenido puramente comercial, ya que estaremos siendo demasiados agresivos, olvidándonos de otro tipo de contenido de calidad que ayuda a acercar a las personas a nuestra marca. El objetivo es conseguir una relación de calidad en el largo plazo con nuestros consumidores.